Acuerdo de Producción Limpia Cero Residuos

Programa de colaboración público privada para reducir el envío de residuos al relleno sanitario.

Cliente: Unilever

Articular una iniciativa colaborativa que se materializara en un compromiso para la gestión de residuos, fue la principal motivación que tuvo Unilever para promover el Acuerdo de Producción Limpia (APL) Cero Residuos, del que hoy son parte 30 empresas de los más diversos rubros. Y este es sólo el punto de partida de un proyecto que empezó a gestarse hace tres años y que tiene el desafío de convertirse en el acuerdo público-privado de mayor impacto ambiental.

La iniciativa comenzó en 2015, cuando Unilever Chile se convirtió en la primera empresa del país cuyas fábricas y oficinas dejaron de enviar sus residuos al relleno sanitario, lo que implicó reducir, reutilizar o reciclar toda la basura que generaban, dejando de mandar anualmente 7 mil toneladas de residuos a vertederos, lo que equivale a cerrar por tres días el relleno sanitario de Santa Marta y sacar de circulación 700 camiones de basura al año.

Aun cuando en Unilever se adelantaron cinco años al mandato global definido por el Plan de Vida Sustentable —modelo que dirige la manera de hacer negocios en la compañía—, estaba claro que para generar un impacto relevante se requería sumar más actores que siguieran la ruta cero residuos. Ya en 2014 —con el patrocinio de Sofofa— la compañía había publicado una Guía Zero Waste to Landfill para promover el modelo de Unilever como buena práctica.

En TIRONI acompañamos a Unilever en este proyecto desde la gestación. El primer paso fue acercarnos a la Agencia de Sustentabilidad y Cambio Climático (ASCC) que promueve los APL, un instrumento con más de 20 años, y que ya ha generado más de 150 acuerdos en su historia. La iniciativa generó interés de inmediato, pues conocían el proyecto, y lo que debíamos hacer era buscar una entidad articuladora, fue así que invitamos a Acción Empresas, fundación que ha cumplido un rol clave como contraparte de la Agencia de Sustentabilidad y Cambio Climático y como articuladora de los firmantes, convocando e incorporando a los distintos actores.

El Acuerdo de Producción Limpia firmado en septiembre es sólo el comienzo de un inédito trabajo colaborativo y se espera que se incorporen más empresas durante los siguientes seis meses. De acuerdo a las estimaciones iniciales, este acuerdo permitirá que se dejen de enviar alrededor de 200 mil toneladas de residuos al relleno sanitario al año, lo que además permitirá impulsar el desarrollo de una economía aún emergente de gestión y retiro de residuos, permitiendo valorizar materiales que, hasta ahora, eran tratados como basura.

A partir de esta iniciativa, el ministerio del Medio Ambiente está diseñando el Sello Cero Residuos al Relleno Sanitario, al que podrán optar las empresas que son parte de este acuerdo.